domingo, 15 de octubre de 2017


EL CARRO DE LA LEJÍA, 15 de octubre 2017

La musa de la independencia

A estas alturas, hoy, víspera de que el Sr. Puigdemont, nieto de andaluza y sicario mayor de Artur (rey Arturo) Mas, descendiente de filibusteros como aclara la historia de su familia, se reconozca en sus intenciones con el sí o el no que tiene a todo el país en ascuas, estoy asqueado porque no me cabe en la cabeza que todos estos adalides de la independencia se basen en el resultado de una elecciones de chiste, sin ninguna garantía legal ni racional, con un resultado, como se está viendo por algunos mensajes entre ellos, previsto antes del misterioso recuento virtual; me pongo a pensar en la categoría humana e intelectual de estos líderes de afección pinocha y tan vana como atropellada ideología.
Junqueras ha dicho que el genotipo catalán se parece más al francés que al español. Viéndolo a él podríamos concluir que más parecido tiene con el oso astur, del lugar donde dice la historia que nació España. Desprecia a los españoles porque nos parecemos más a los portugueses. Pues, zafio ignorante catalán, ¿se ha informado usted de la amplitud de la cultura lusa, más expansiva que la española, desde 1498 (la India), 1500 (Brasil), 1513 (China), 1543 (Japón), citando solo las más importantes? Claro que usted, que miente como un bellaco en esa coral pinocha que se han inventado, atacará con las conquistas del “reino” (virtual) de Cataluña. Lo que es verdad es su pensamiento reaccionario, racista, equiparable al que defendían los hitlerianos y que originó uno de los mayores desastres históricos en el mundo. Sepa que los apellidos más frecuentes en Cataluña son García, Martínez y Sánchez. Su apellido, Junqueras, es de origen aragonés, linaje de infanzones, originarios de la villa de Alcolea de Cinca y en Fraga (Huesca) y Zaragoza, a partir de la segunda mitad del siglo XVIII; registrado en los fondos del archivo de la Real Audiencia de Aragón. Partido: 1º. Esta es la realidad y el origen de su catalanismo.
Es evidente que el camino irracional a la independencia está sometido al deseo terco e incombustible, sobre todo, de la CUP, que tiene una cabeza –con el mismo casquete de pelo que el Sr. Puigdemont bajo el que parecen no crecer ideas y sí destemplanzas–, visible en la diputada Anna Gabriel, musa celebrada de la independencia. Vean el mal gusto de quienes se ponen bajo su amparo político: la tal Anna Gabriel, –hija de un emigrante de Minas de Río Tinto (Huelva) y nieta de una emigrante también onubense– en un acto público hizo estas manifestaciones que la definen muy bien, con las que se definió muy bien: “Soy puta, traidora, amargada y mal follada”. Está publicado en muchos medios de información. Esta anticapitalista tiene un coche de marca española, Seat, aunque está contra España y contra la propiedad, y cobró en 2016 un total, entre sueldo e indemnizaciones para desplazamientos, de 99.300 euros, más que el presidente Rajoy, más que el presidente Puigdemont.  Su ideal vital es tener muchos hijos con diferentes padres y educarlos en una comuna con entera libertad. Esta inculta, profesora de Derecho –algo torcido por lo que demuestra–, que se ha leído mal a Rousseau, debería informarse con algún estudio antropológico brasileño –de Darcy Ribeiro, por ejemplo– de cómo se organizan las tribus indígenas del interior del país, con un enorme respeto por la libertad personal y social, sin actitudes de confusión vaginal ni autoritarismo machista.
Siento lástima por los catalanes de buena fe que van detrás del cargamento de mentiras ocultos tras una lona que dice España nos roba, somos mejor que los españoles, queremos ser un país libre, la historia nos reconoce, Europa nos espera, seremos una nación poderosa. Las grandes empresas, nada contagiadas de sentimentalismo, huyen de Cataluña como de un barco que se hunde. Espero que a los políticos de la tribu independentista les entre la misma cordura que  a los empresarios fugitivos.

                                                                                  PABLO DEL BARCO

viernes, 13 de octubre de 2017


EL CARRO DE LA LEJÍA, 13 octubre 2017-10-13

Otra vez los ultramontanos

Ayer, más que nunca, aparecieron ilustres titulares de la vida política española en el fiesta “real” del besamanos –besaculos, que diría mi amigo Almunia–, felices de poder acercarse a los reyes, que les vean y sepan que están aún ahí y que, no se olviden, lo están gracias a ellos, compadres algunos de la Constitución de 1978, consecuencia de la pseudotransición española, engaño mayúsculo, que no cerró las heridas de las dos Españas. De aquellos polvos estos lodos, de aquellas cobardías estos líos autonómicos, cuando podía haberse solucionado, al menos en parte, con la constitución de un estado federal, razonable para este país tan variado, moderna y equilibradora.
El catalanismo más furioso se está apoderando de esa España, esencialmente futbolera –¿no será intencionado el recurso?–, escasamente pensadora. Parece de chiste, pero vean la herencia del más furibundo de los independentistas, Carlos Puigdemont, sicario mayor de Artur Mas –¿se creerá el rey Arturo?–. Puigdemot es nieto de Manuela Ruiz Toledo,  “la andaluza”, nacida en La Carolin (Jaén) y emigrante a Cataluña cuando las minas de plomo de la región fracasaron. El abuelo, Francisco Puigdemont, era franquista, desertor del ejército republicano, y acabó acogido en Ubrique (Cádiz), donde le dieron amistad y trabajo. Todos en La Carolina reconocen a los Ruiz por el enorme tamaño de su cabeza; quizás de ahí venga la evidente cabezonería del líder catalán, que consigue tener a todo este país en vilo con declaraciones ambiguas, para no pillarse los dedos y, tampoco, la cartera.
Están mal representando una mala comedia con un mal guión, que quiere ser popular y termina haciendo el más espantoso de los ridículos, sobre todo porque un grupo de catalanes de buena fe no se dan cuenta de en qué manos están, estos trileros que acabarán llevándose el dinero de la mesa y dejando a los demás con cara de idiotas. En el “trile” o la “mosqueta” el engañado tarde en darse cuenta del engaño; cuando lo ve ya no tiene remedio.
Estamos siendo el hazmerreir de Europa, por lo menos. Charlie Hebdo, la revista de humor francesa que no disfraza la verdad aunque suene a grosería, lleva en su portada, refiriéndose al “procés” catalán, el título “¡Idiotez o muerte!”, desgranando las razones que tiene Cataluña para no ser desagradecida con España.  Dice: “La independencia de Cataluña no tiene como objetivo liberar a esta región de una tiranía que ya no existe, ni de permitir que la economía prospera, puesto que ya lo hace y, menos aún, para obtener el derecho de hablar una lengua autorizada desde hace muchos años”
Tendrían derecho –y obligación– a ser coherentes con ellos mismos, y tampoco lo hacen; son como una partida de trileros cambiando continuamente las reglas del juego, jugando unos contra otros, tratando cada uno de ser el más pícaro, el más desvergonzado, el más mentiroso, con caritas de hermanas de la caridad. A mí me avergüenza escucharles y lo único que concluyo es que son una partida de bandoleros queriendo, cada uno, llevarse la mayor parte del botín.
Ayer desperté pensando en el desfile de las fuerzas armadas en Madrid, con la imagen de unos de los aviones que sobrevuelan el acto, que se estrellaba contra el suelo. ¡Qué premonición! No me asusta porque me ocurre muchas veces. Ahora me gustaría tener ese poder para saber en que parará esta romería de necios ultramontanos a ningún lado que no sea la destrucción más inútil y empobrecedora de un país al que le está costando mucho remontar la herencia recibida por otros ultramontanos en 1936.

PABLO DEL BARCO

domingo, 8 de octubre de 2017


EL CARRO DE LA LEJÍA, 8 de septiembre 2017

A Artur Mas (que es menos) se le ve más (el plumero)

Al promotor, en la sombra, de la “Independencia” catalana, antes –según cuentan en los juzgados– artífice de corrupciones economicopolíticas, se le está viendo el plumero con los primeros vaivenes negativos de su cruzada fantoche independentista. Dijo, en voz alta y, a todo trapo, como se le exige a filibusteros ilustres y a sus descendientes, que ninguna –“ni una”– gran empresa abandonaría Cataluña en el caso de conseguir ser independiente. Ahora que se ha iniciado la desbandada de empresas sólidas y bancos de alto nivel –otra vez favorecidos por el Gobierno– es el primero que ha salido a la luz pública para decir que la independencia no es posible porque le faltan muchas cosas para poder serlo. ¡Qué forma de curarse en salud¡ ¡Qué poca consistencia personal y política¡ ¡Qué estafa de personaje, siempre con una sonrisa de hombre que se las sabe todas y que va a comerse el mundo¡ ¡Que desvergüenza lanzando a los demás a la batalla y quedarse él en la retaguardia con una copa de oro y su sonrisa estereotipada de prócer para la historia!
Es pura manipulación, como la de ayer, con miles de banderas españolas en la calle pidiendo diálogo, cuando el diálogo está roto y se quiere coser con la sombra de trompazos de los responsables del orden social. En ninguno de los reportajes que vi aparece ni una sola bandera republicana, que suele acompañar siempre estas manifestaciones multitudinarias. ¿Quién organiza este botellón político? Pensando en los que van a sacar el mayor rédito a esta manifestación –PP y Ciudadanos–, podemos pensar donde está el origen de la manifestación pro-diálogo. Precisamente en dos partidos que generalmente se niegan a dialogar y que desean la pronta aplicación del artículo 155 de la Constitución; es decir “palo y tente tieso”.
Aquí asoma la desvergüenza por doquier; el líder del PSOE ha estado escondido los días de mayores dificultades en esta movida; ahora que ya se vislumbra un poco de luz aparece, magnánimo y sonriente, como si fuera el gran mesías que arreglará el mundo. Pero ¿además de su sonrisa y  buena planta,  qué ofrece? No me cabe duda de que su alianza con Ciudadanos dio al traste con una posibilidad de gobierno de izquierdas. Los ciudadanos del PSOE, a partir un piñón con el PP en esta esperpéntica aventura del independentismo, han repetido a troche y moche que si no hay un gobierno de izquierdas fue por culpa de Podemos. ¡A otro perro con ese hueso! Su alianza escrita con Ciudadanos es intragable como lo es la alianza, quizás temporal, con el PP con la excusa de actuar por el bien de España. ¡A otros perros con este otro hueso, figurín Pedro Sánchez! Aquí el único coherente es el Presidente Rajoy, tan pasivo como es habitual en él, tan alejado de soluciones que signifiquen una implicación, tan amenazador como solo es posible en un espíritu débil.
Y mientras, los pajes del señor Mas siguen la ruta que se les marcó, tragando sus incoherencias, contando en la oscuridad de su covacha independentista los caudales –de dinero, porque de ineptitud y arrogancia ya son multimillonarios– que acumularán, siguiendo el rastro del ex honorable señor Pujol y de su cabeza visible, el descendiente de filibusteros dedicados al tráfico de esclavos señor Mas, que quizás tenga la pretensión de hacer esclavo a medio pueblo catalán y venderlo más tarde, y que ahora, para salvar su imagen del deterioro total, recula en la causa independentista.
Con los pobres y fantasiosos materiales con que han construido esta fantasía de la independencia y sus escasos talentos, ajenos sobre todo a la previsión económica y política, y enfrentados a un bunker gallego semi-oculto y correoso –al enemigo hay que verle la cara para atacarle– el fracaso de la aventura está garantizado. Aquel viejo refrán “A río revuelto, ganancia de pescadores” aquí no se cumplirá. Por suerte.

                                                          PABLO DEL BARCO

viernes, 15 de septiembre de 2017

Coplillas para catalanes
que quieren tener su silla
contra otros catalanes

Algunos catalanes votan
con la bota de la usura,
la cabeza embotada
la mano cerrada
y toda la impostura
de una historia mentida;
si fueran con la historia,
bien vendida la verdad…,
así otros gallos serían;
la razón tiene razones,
a ningún lado se llega
imponiendo los cullons
a los sencillos simplones;
solo la ambición dirige,
con fe de chino se oculta
lo que los capitales dicen,
lo que los líderes callan,
y a la hucha se llevaron
pasándose de la raya
legal y hasta natural;
yo que en mi joven edad
hablaba catalán con gusto,
ahora me dan un disgusto
esos bestias papanatas
de la política en lata;
inventan una ley a modo
para darse la razón
al eco de la constitución
contra la que hacen batalla
mordiendo la mano de España
que les llena bien la andorga,
sin querer hacer las cuentas
que ellos tengan que pagar,
así es más fácil nadar
entre dos aguas confusas,
con cien ideas difusas
que a nadie saben contar,
o no saben una papa
de todo lo que cacarean
con actitud arrogante
marchando siempre adelante
por vía inconstitucional.
En el día de las urnas,
vendidas al escondite,
han de salir a la era
y contarnos la verdad
de su cantonal proyecto,
un dispositivo abyecto
que al gobierno han colado
por falta de previsión
del zángano presidente,
que goza con no hacer nada
y en público manifiesta
su indigente inteligencia,
coreado por artistas
con las ideas franquistas
de cuarta generación.
¿Qué será de Cataluña
con esta prole de infectos
que están sacando las uñas
sin que nadie les provoque?
Veremos si ya en octubre
esta fiesta se les pudre
a estos alguacilillos
guerreros con pretensiones
de hacer la futura historia
dando de nuevo a la noria
vida en los cangilones,
otra aventura de España
igual que las anteriores:
mucho ruido y pocas nueces
en este país de reyes,
duplicados, con coronas
escondidas en los bancos
de Europa y la morería.
De esto nadie dice nada
e invade la democracia
más sencilla y más cabal,
que la tienen secuestrada
metida en un orinal
bajo la cama escondido
donde también han metido
amantes y concubinas
loadas por los gobiernos,
decoradas con blasones
y millonarios doblones.
Vaya al rey a Cataluña
para que pueden decir
que son un reino cañí,
que a la corona se cree
por mucho que la evidencia
muestre la escasa conciencia
que tienen los coronados
modernos y los de antes.
Veremos si el Estatuto
no se convierte en un puto
dislate para la historia
de España y sus autonomías,
engendro que fue inventado
para que la política vieja
siguiera escaqueada
pareciendo nuevo asunto
y en este punto cocerse
de nuevo la economía,
que el presidente repite
va viento en popa
(para los de su cuadrilla)
¡Qué pandilla de golfantes
quieren renovar la historia
con las miradas de antes!


El versígrafo P.

martes, 28 de marzo de 2017





Hoy hace 75 años que murió el poeta, pero no su palabra. Aún quedan muchas cebollas para cantarle su "nana" a tantos verdugos de la verdad que aún quedan en este país.

martes, 21 de marzo de 2017



HOY, COMO TODOS LOS DÍAS, ES EL DÍA DE LA POESÍA

Así somos los poetas

los poetas no tenemos pies,
nuestro objetivo es tejer
telarañas infinitas
apuntaladas con fugaces ideas
en mañanas sin sol,
llevamos la sombra en las entrañas
soñando un mundo más feliz,
caminando sobre el agua del mar,
durmiendo en los fondos marinos
que reinventamos en color,
ahorramos los subjuntivos,
abanicamos las celebraciones
del yo más visible, inútil,
fosforescente y atrevido;
la normalidad no nos consuela,
competimos con los brujos
y los malabaristas callejeros,
llamamos al diablo
cuando los ángeles no vienen,
si la fama te ilumina
pierdes el son y la respuesta,
fe nunca tuvimos
si no es en la palabra,
familia ni ministerios,
los aplausos nos redimen
del ciego esfuerzo de caminar
entre la tierra y el cielo,
aspiramos a ser niños
con alma de policía secreta,
adolescente sobriamente excitados
con las hormonas del ritmo
y de la rima,
universales y prófugos
de una geografía prescrita
y aceptada,
cantores urbanos de la pampa
y los desiertos,
ferrones de un acero
con la densidad del corazón,
disciplinados con la indisciplina
del alma de la letra,
autónomos y libertarios
de una libertad que nos ahoga
y dilata sin control,
no atendemos si el camino
es de piedra o arenas movedizas,
mirar al infinito nos da ojos
de halcón y de culebra,
nos aboca a un horizonte
que se agranda y diluye
a cada instante;
cincelamos con mano de nube
y pincel de maquillaje,
regamos con la uva hecha
y el fermento del amor,
somos del frío y de la noche,
la ciencia destruye
nuestros amaneceres infinitos;
también vive el hombre
de aleluyas y otras invenciones.


PABLO DEL BARCO

jueves, 23 de febrero de 2017


EL CARRO DE LA LEJÍA, 23 febrero 2017

“La Justicia es un cachondeo”

Afirmó el entonces alcalde de Jerez de la Frontera, Pedro Pacheco, que acabó en el trullo más tarde. Esta es la sensación que me acude, como a muchos españoles, con la sentencia sobre Urdangarín, yerno y cuñado de reyes en este país bimonárquico por la gracia de los políticos de la mal llamada transición. Urdangarín se va de rositas, ni cárcel ni dinero en la sentencia, solo presentarse una vez en el consulado, siempre que no esté de vacaciones. Algunos se quejaban de la alta fianza que se suponía le iban a imponer, pero para quien se llevó tanto dinero por la cara –la cara de ser de la familia real– era un pellizquito que le seguirá permitiendo vivir en la paradisíaca Suiza. La sentencia es un regalo para quien fue condenado a seis años. Ayer lo decía yo, se iría sin condena seria, pertenece a la saga de los beneficiados por la política española, los que han llenado la bolsa gracias al pueblo y a sus argucias. ¿Dé dónde le viene la fortuna al rey viejo cuando iba con una mano adelante y otra atrás al ser nombrado rey? Tengo amigos de su época de penuria total que lo podrán confirmar. ¿Acaso se ha llegado a investigar la –presunta– apropiación de la excelente pinacoteca del duque de Hernani que acabó en manos de la familia real española fuera de España? Tantas cosas de protección a esta familia, creo que malsana para España, como la muerte aún no aclarada del hermano del rey muerto por un accidentado disparo en Portugal, o el supuesto suicidio de la joven actriz Sandra Mazarowsky, supuesta amante, entre otras muchas, de Juan Carlos. Hoy, 23 F, algunos celebran en voz baja la –supuesta– intervención del rey en el origen del evento, sobre el que cubre una losa de interesado silencio. No invento nada nuevo; sobre estos temas hay una amplia bibliografía que se trata de ocultar en vano, o de invisibilizar, sin éxito. En el caso Nóos quieren convencernos de que la infanta Cristina, hija y hermana de reyes, ha sido absuelta, limpia de pecado. Pero ¿en verdad ha sido absuelta una acusada a la que se castiga con una multa de más de 200.000 euros? Es más que sospechosa la actitud de los medios de comunicación y los órganos del Estado para limpiar de polvo y paja a la monarquía española, nada ejemplar por lo que sabemos si nos queremos enterar.
Pero la Justicia española no flaquea solo aquí. El fiscal general, nombrado por el Jefe de Estado a instancias del Gobierno, le ha dado a la bola de la ruleta de los nombramientos y ha destituido al fiscal superior de Murcia, uno de los que más se ha empeñado contra la corrupción; ahora en liza legal con el presidente de la comunidad murciana, que no dimite a pesar de estar imputado (“investigado”) como ha confirmado el fiscal. El PP (Partido Putrefacto) se inventa el uso normal del castellano para justificar la no dimisión del gobernante; el fiscal de Murcia habla de presiones “alcapónicas” contra él y algún otro compañero. Y el Ministro de Justicia, que parece mentir más que respirar, justifica lo injustificable enseñando el plumero, mientras el Presidente dice, como acostumbra, “no estar enterado”.
Acaba de salir la sentencia de las “tarjetas black”. Todos los inculpados tienen sentencia de cárcel. Rodrigo Rato, mano derecha que fue de Rajoy, portador antaño del cetro dorado de la economía española, con sentencia de cuatro años y medio. Miguel Blesa, amigo íntimo de Aznar, que le colocó en la cima económica, seis años de cárcel. Ahora que están apestados por denuncias, que nunca han salido de la fiscalía estatal, todos les retiran el saludo. Pero el Partido Putrefacto, que dice abanderar la lucha contra la corrupción, estará ya urdiendo una orgía de decretos para que no pisen la cárcel estos “benefactores” de la patria. Aunque al no ser de la familia real tal vez pasen algunos días en el trullo para ejemplarizar, para parecer que se ejemplifica, como corresponde a estos líderes hipócritas que soportamos y que ha elegido un pueblo tan hipócrita como ellos.
PABLO DEL BARCO